18 de octubre de 2016

La "nueva" generación.

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
Falta menos de un mes para la salida de Ps4 Pro y aproximadamente un año para que supuestamente Scorpio esté entre nosotros, las preguntas son simples y el debate largo. ¿Hacen falta? ¿Conlleva su llegada un cambio en la industria?

Lo primero que se nos viene a la cabeza es el intento de meternos en casa el formato 4K, (en sus múltiples variedades) cuando realmente no está estandarizado completamente, y el parque de televisores por lo menos en nuestro país es escaso. Además hay que pensar que en esto de los videojuegos todavía no dominamos el famoso 1080 60 frames y vemos como los juegos que llegan al 1080 no mantienen los 60 estables, o si se pretende que lo sean la resolución baja a los 900. 

Esto plantea una situación que puede ser hasta cómica, ¿Si no dominamos lo que tenemos como podemos pretender pasar a un nivel superior? Cabe destacar también que las nuevas generaciones de usuarios parecen priorizar gráficos por encima de jugabilidad o nuevas mecánicas. Esa pregunta parece que no entra en los planes de los desarrolladores de hardware, que ante todo parece que pretenden colocarnos toda la tecnología que sea posible con tal de justificar las ventas.

Ahora nos encontramos con que a mitad de generación aparece una mejora, una actualización o una nueva generación encubierta, (eso ya depende de con el ojo que se mire) que da un vuelco al sector. Por una parte se escuchan cantos de sirena por parte de las desarrolladoras, alabando este aumento de capacidades y potencia, por otra un grupo de detractores de este cambio, que nunca se había vivido en el mundo de las videoconsolas y finalmente los potenciales compradores con dudas e incertidumbre sobre que comprar y si esto será algo puntual o se convertirá en el pan de cada día en un futuro cercano.

Queda claro que hasta que lleguen las dos plataformas no podremos prever el futuro y saber si los usuarios están dispuestos al cambio o por el contrario este intento de actualización pasará sin pena ni
gloria por el mercado. Lo que es seguro es que esto marca habrá un antes y un después en el sector que afina la estrategia para vender más cada año y que las generaciones no sean tal longevas como la de Ps3 y Xbox360.

Sea como fuere nos encontramos ante un horizonte incierto en el panorama de las videoconsolas en el que solo el tiempo nos dirá si esto es una mera moda o un cambio que viene para quedarse entre nosotros de manera permanente.

DeadArtic Games ©






No hay comentarios: