25 de octubre de 2016

Análisis Battlefield 1

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin


Battlefield1 nos trae de vuelta el gran conflicto bélico de la primera guerra mundial, una ambientación menos recurrente y mucho menos explotada que la segunda guerra mundial.

La campaña principal se centra en contarnos desde dentro grandes hechos históricos y batallas de renombre consiguiendo que nos sintamos protagonistas desde el momento que empezamos. En total vamos a contar con 5 episodios y un prólogo jugable para ponernos en situación de lo que nos espera las siguientes 6-7 horas, con un final en video épico y a modo de pequeña reflexión.

Si bien la campaña nunca ha sido el punto fuerte de Battlefield, podemos decir que el concepto, la puesta en escena y la ambientación son fantásticas. Contamos con numerosos vehículos, armas y skins, y sobre todo con unos efectos y cambios climáticos dignos de mención. Por otro lado veremos
una IA bastante mejorable, con soldados que más que soldados parecen marionetas orquestadas, casi siempre con un mismo patrón de movimiento.

En definitiva un modo un poco escaso y alejado de lo que entendemos por una buena campaña para un solo jugador.

El modo online es otra cosa bien distinta, volvemos a tener los épicos 64 contendientes (32 vs 32) donde primará sobre todo el juego en equipo y la cooperación para llevar a nuestro equipo a buen puerto. Contaremos con cuatro clases principales Médico, Apoyo, Asalto y Explorador en las que variaran las cosas que podemos hacer, más que el  tipo de arma que podemos portar. El médico podrá curar a los compañeros mediante packs de curación o revivirlos, Apoyo será el encargado de suministrar munición a sus compañeros, y reparar vehículos. Asalto será nuestro hombre duro, capaz de reventar vehículos, cargar con explosivos y manejar unas potentes armas…Finalmente el Explorador, será el que cuente con escudos defensivos y arma francotirador. A lo que habría que sumar dos clases personalizables con sus propias armas, conduciendo algún tipo de vehículo y con objetos de médico o apoyo.

Una de las novedades, la encontraremos en las clases élite, que vendría a ser lo mismo que los héroes en Battlefrom y podremos encontrarlas cada cierto tiempo diseminadas por el mapa. Hay tres tipo de clases élite, los lanzallamas, los pesados y los antitanques. Este tipo de clases no abunda en demasía ya que pueden marcar la diferencia (Echamos de menos más tipos).

Toca hablar también del arsenal y los vehículos que pueden verse en este Battlefield1, que la verdad son muchos. En el caso de las armas nos encontramos con armas de fuego de características únicas debido a la época en la que está ambientada dicha contienda. Fusiles, subfusiles, rifles de precisión, ametralladoras y pistolas son una muestra de lo que podemos encontrar, además de sus modificaciones y mejoras. Además de contar con innumerables granadas, como son las de fragmentación, incendiaria, de humo, para antitanques o de gas.

En vehículos contaremos con una gran cantidad y variedad de los mismos, como pueden ser los tanques tanto los ligeros y manejables como los grandes pesados en los que lo primordial es la potencia. Vehículos blindados, motos con sidecar, boogies o caballos. Luego nos encontramos con los aviones que pueden ir con ametralladoras como con bombas. En algunas fases también nos encontraremos con vehículos por mar. Y finalmente nos encontraremos con los vehículos gigantes, como pueden ser el Zepelín, el tren blindado y un navío de guerra.

Vamos ahora a hablar de los mapas, Amiens y San Quintín  destacan por encima del resto, ya que están mejor equilibrados, tanto en zonas más abiertas como en alguna más cerrada. Faó y desierto de Sinaí por el contrario pecan de escenarios demasiado abiertos y donde los francotiradores son los reyes del cotarro. Suez es su antagonista, ya que es un mapa más pequeño de lo habitual. Para terminar con unos mapas donde encontramos cambios drásticos en las zonas de combate que nos llevará a plantear más estrategias para poder abordarlos, como son el del Monte Grappa o el de la costa del Adriático.  

A nivel sonoro encontraremos que el juego es una delicia, el sonido de los distintos vehículos, armas, explosiones…Una banda sonora a la altura, aunque muchas veces se ve comida por los diferentes efectos sonoros que hay en la batalla. Y finalmente un excelente doblaje al castellano con una muy buena caracterización.

A nivel gráfico y técnico, es totalmente soberbio, la recreación, el ambiente se nota que están realizados con mimo y detalle. Disfrutaremos de modelados impresionantes en vehículos y armas, de paisajes espectaculares. También hacer hincapié en los efectos climáticos que no solo mejoran la experiencia sino que también tienen una gran importancia a nivel jugable. Todo es muy vistoso y muy alegre a la vista, pero también encontramos (clipping) y que el modo multijugador no es tan impresionante y vistoso como el modo campaña. En términos generales, diremos que es una bonita experiencia jugable.
Para terminar y en modo conclusión diremos que es un juego muy divertido y emocionante en compañía, ya que es primordial cooperar para poder ganar. Si sueles ser un Lone Wolf, puede que este no sea tu juego. Gran variedad de armas y vehículos, diferentes clases y mapas para todos los gustos. Estamos ante un juego impresionante en el modo multijugador y un poco más flojo en el modo campaña. Si estas diferencias entre los dos modos se subsanasen y se tirase más de momentos épicos, nos encontraríamos ante un juego sublime.
DeadArtic Games ©





No hay comentarios: